Archivo mensual: mayo 2015

2ª Marcha a la Cáracel de Mujeres de Sevilla [Alcalá de Guadaira]

II MARCHA A CP DE MUJERES ALCALÁ DE GUADAIRA

cartel

Por segundo año consecutivo rodeamos el CP de ALCALÁ DE GUADAIRA porque nosotrxs no olvidamos. No olvidamos que detrás de estos muros muchas mujeres se encuentran en situación de precariedad, encierro y desamparo. Que ellas son las grandes olvidadas de un sistema que impunemente ejecuta su ley mediante el secuestro, no solo de los cuerpos, sino también de las ideas y las formas de vida diferentes.

Ellas son juzgadas, no solamente por romper las normas legales, sino también, porque han traspasado las barreras de lo que corresponde a las “buenas mujeres”, esto es, la sumisión, la obediencia y el tutelaje: primero del padre y hermanos, después del marido y en ultima instancia del Estado. Se las considera víctimas desamparadas en un mundo hecho por y para los hombres, sin capacidad de decisión ni acción, manipuladas, engañadas y sin recursos propios para tomar las decisiones que incumben a sus vidas y a las de aqullxs que dependen de ellas.

De este modo, cuando las mujeres traspasan esas lineas y se vuelven agentes de sus propias realidades, se las condena con dureza, se las encierra en lugares aislados que no se adecúan a sus

necesidades y se las olvida. Se las somete, se las vigila y se les recuerda continuamente que han sido “malas”, que no han cumplido con sus obligaciones como hijas, madres y esposas. Que las decisiones que han tomado son erróneas y que por ello tienen que ser castigadas.

La prisión no rehabilita, no reinserta ni normaliza, marca de por vida los cuerpos y las mentes de todxs lxs que cumplen condena en su interior y de aquellxs, familiares y amigxs, que quedan fuera. Las cárceles están repletas de disidentes, muchas de ellas nunca pretendieron serlo, pero su etnia, su clase social o su procedencia, las señalará como culpables, siempre. Otras, decidieron por ellas mismas y trasgredieron los roles de género impuestos desde su nacimiento. Por ello llevarán consigo el estigma que en otros tiempos correspondió a las brujas, las locas y a las putas. Y por último, están aquellas mujeres que tomaron el camino de la libertad, la rebeldía y la lucha. Las que han sido encerradas por sus ideas y que pasarán a formar parte de esxs presxs políticxs cuya existencia se empeñan en negar y de nuevo invisibilizar.

Rompamos el silencio, volvamos a gritar que no están solas. Que ahora, más que nunca, somos conscientes del camino que hemos elegido. Que nadie nos dirige ni nos manipula, que no creemos en sus leyes ni en sus formas de castigo y represión y que seguiremos luchando conscientes de las consecuencias porque: “SI TOCAN A UNA, NOS TOCAN A TODAS”

 

 

Anuncios